Sábado, 19 Diciembre 2015 18:51

CARDO MARIANO BUENO PARA EL HÍGADO!!

Valora este artículo
(0 votos)

         CUENTA LA LEYENDA QUE EN LA HUIDA A EGIPTO, ESTABA MARÍA AMAMANTADO A SU HIJO Y UNAS GOTAS DE LECHE CAYERON SOBRE UN CARDO Y DESDE ENTONCES LAS HOJAS TIENEN UNAS MANCHAS BLANCAS, DE AHÍ EL NOMBRE CARDO MARIANO  o SILYBUM MARIANO.

          ESTA PLANTA    NO SOLO ES EL  PROTECTOR HEPÁTICO MÁS POTENTE QUE SE CONOCE GRACIAS A SU PARTE ACTIVA LA SILIMARINA, SINO QUE TAMBIÉN  REGENERA SUS CÉLULAS.  

        AMIGO DEL HÍGADO  LO  PROTEGE DE TODAS LAS TOXINAS,  Y ELIMINA LOS VENENOS METABÓLICOS O TÓXICOS QUE   ENTREN  EN EL ORGANISMO,  COMO INGERIR SETAS VENENOSAS.

        POR ESO EN ESTAS FIESTAS (Navidad)  QUE SE SUELE ABUSAR DEL ALCOHOL, ES MUY RECOMENDABLE TENER SIEMPRE EN CASA UNA CAJA DE CAPSULAS DE  CARDO MARIANO  DE BUENA MARCA. PARA  QUE  FUNCIONE  DEBES  TOMARLO TODA  LA  SEMANA. 

          EN LA MEDICINA CHINA   EL HÍGADO  ES  EL  ÓRGANO  MÁS IMPORTANTE,  PARA ELLOS CONTROLA EL "QI" O FLUJO DE ENERGÍA.

        TODOS  SABEMOS  QUE EL ALCOHOL ES  SU  MAYOR  ENEMIGO, PERO TAMBIÉN UN EXCESO DE MEDICAMENTOS, LOS ALIMENTOS GRASOS COMO PUEDE SER EL QUESO, LOS FRITOS,  EL EXCESO DE CAFEÍNA Y LOS LÁCTEOS,  SOBRE TODO LA LECHE.

       DESDE EL PUNTO DE VISTA DEL ESTILO DE VIDA, EL HÍGADO SE ASOCIA CON EMOCIONES DE IRA O FRUSTACIÓN, Y COMO NO, UN ESTRÉS CONTINUADO DESEQUILIBRAN EL SISTEMA HEPÁTICO.

         ESTÁ  CONTRAINDICADO  SI  TIENES  LA  TENSIÓN ALTA. 

     EL HÍGADO  ES UN ÓRGANO VITAL.  TODOS LOS DÍAS  DEPURA  NUESTRA  SANGRE  ELIMINADO  LAS  TOXINAS  Y DESECHOS QUE  LE ECHAMOS..VAMOS A CUIDARLO  SE  LO  MERECE.

 

 

Visto 928 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

ALIET VALLÉS

SÍGUEME

También puedes seguirme por mis redes sociales.

 

 

VISITAS

Hoy198
Ayer287
Esta semana1777
Este mes3201
Total386732

¿Hay alguien ahí ?

2
Conectados

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme
© 2016 Aliet Vallés. Una mujer, un blog y el número 7.