Miércoles, 10 Febrero 2021 19:51

"LA TRAVIATA", la famosa ópera de VERDI, ¿existió de verdad?

Valora este artículo
(0 votos)

 

 

                   Cuando GIUSEPPE VERDI, estrenó en  VENECIA, 1853, su  ópera,  LA  TRAVIATA ya  era  un  compositor  solidamente  consagrado. Desde  entonces  todos  los días,  en  algún  lugar  del  mundo,  se  representa.

                          El nombre  no  es  casual, en  español  podía  traducirse  como  "La  Descarriada", porque  se  trata  de un  personaje  real,  se  llamaba  Marie Duplessis,  (*) su  infancia  estuvo  marcada  por   el  abandono  de  su  madre,   la  miseria  y  el  alcoholismo  de  su  padre, que abusó de  ella.  Por  eso  decidió   escaparse,  y  con  14  años  se presentó  en  París.  Empezó  a  trabajar  en  varios  sitios,  hasta  que  un  hombre  muy  rico  se fijó  en  ella,  la  tomó  como  su  protegida  y  le  puso   un  piso.  Tras  él,  llegó  su  gran  conquista,  el  conde  Antoine  Alfred,  quién  más  tarde  sería  Ministro  de  Asuntos Exteriores  de  Napoleón III;  Le  compró  un  piso  en el  Boulevard  de  la  Madelaine, nº 11.( allí murió). El  conde,  pagó a  un  tutor  para  que  le  enseñara  a  escribir,  a  pronunciar  bien  el  francés,  y  a  impartirle  nociones  de  danza, piano,  literatura  y protocolo. Presionado  por  su  familia  la  tuvo  que  dejar.  A partir  de  entonces, empezó a  despuntar  en  la  vida  social  del  París  decimonónico.  A Marie, le  gustaba  rodearse  de escritores, filósofos ,poetas, actores... aludiendo que tenía  mucho  que  aprender, de  sobrenombre  le  pusieron  "La  Divina María".  Llegó  a  ser  la  cortesana  mejor  pagada  de París, se  compró un cupé azul (carruaje  completamente  cubierto de dos plazas), tirado por un hermoso  caballo  negro, para  pasearse  por  el  parque más  importante  de  París, "El  Bois  de Boulogne".  Su  penúltima  relación  fue  con  compositor  húngaro  Franz  Liszt,  y  ya  estaba  enferma.  

 

                             Pero  la  relación por  la  que  hoy  la  conocemos, es  gracias  a  otro  amante, el  escritor  ALEJANDRO  DUMAS. hijo.  Al  año  de  morir  de  tuberculosis, 1847,  la  pandemia  del  siglo XIX,  escribió  "LA DAMA DE LAS CAMELIAS",  basada  en  sus  relaciones,  aunque  muy  maquilladas.  Ahora  se  llama  Marguerite Gautier.  La  obra  se  estrenó  en  PARÍS,  en 1852, conociendo  muchos  años  de  éxito.

                              

                               Y  mientras  tanto, ¿Dónde  está GIUSEPPE VERDI?,  lo  vemos  trabajando  en  dos  ópera  simultaneas.  Una, para  el  Teatro Apolo de Roma,  basada  en  la  obra  de teatro de A.Garcia Gutierrez "IL TROVATORE (1836). Y la otra, proveniente del Teatro la Fenice de Venecia, no  tenía  claro  el  texto.  VERDI, esta  feliz,  dos  años  atrás  había  tenido  un exitoso  debut con  Rigoletto, se  trata  de  un  drama pasional,  engaños, amor  filial  y  venganza de un bufón  jorobado  en la corte  del  Ducado de Mantua.(Italia)

                                

                                               El  invierno  de  1851-52, VERDI y su  compañera la  soprano GIUSEPPINA STREPPONI ( tras 17  años  de  relaciones  se  casó en  segundas  nupcias, 1859) se  encontraban  en  París,  para tratar  asuntos  con  la  Ópera.  Una  noche  acudieron  al  teatro donde  representaban "LA  DAMAS  DE  LAS  CAMELIAS" , quedó  tan fascinado, que  enseguida  habló  con  el joven   Alejandro  Dumas, ... y  de  aquí  nació " LA  TRAVIATA".

 

                                 La  protagonista  ha vuelto  a  cambiar  de  nombre, ya  no  se  llama  Marguerite Gautier, sino   VIOLETTA VALERY, no  es  una  buscona  cualquiera,  sino  una  cortesana  que  acaba  sacrificándose  por  amor. Menos  mal  que  al final  llega  Alfredo, lo sabe  todo, de  rodillas  le  pide  perdón, y  le  propone  volver  al  campo, donde  fueron  tan  felices,  allí  se  curará. Pero  su  triste  final  ha  llegado, la  joven  se  reanima,  no  siente  ningún dolor,  es  el  espejismo  de  un  instante, al  poco  cae  muerta. 

                              Tengo  el  deber  del  citar  la  gran  labor  de  adaptación  para  el  libreto  realizada por Francesco Maria Piave, (ENLACE) .

 

                P.D.  El  estreno  del  LA  TRAVITA, fue un  fracaso, Teatro La Fenice de Venecia, 1853, los  críticos  lo  aluden  a  su carácter  contemporáneo.  La  obra   trata  la   hipocresía  de la sociedad y   sus  prejuicios  sociales Los  dueños  del  Teatro  pidieron a  Verdi  que   ambientara  la  obra  en  la  época  de  Luis XIV,  sobre  1700.  Otro  factor  fue  la  mala  interpretación  de  los  cantantes,  la  Violetta,  era  una  soprano  regordeta  y  de  aspecto  saludable, que  cada  vez  que  fingía  toser,  el  público  se  partía  de  risa.  Después de algunas  revisiones,  en  1853-54, se  volvió  a  representar, esta  vez  en  el  Teatro San Benedetto, de  Venecia, ahora  el  éxito  fue  rotundo. Más  tarde  se  estrenó  en  Madrid, en el Teatro Real 1855;  y al  año  siguiente  en  el  Gran Teatro del Liceo. Desde entonces  su  popularidad  ha  ido,  in crescendo

                                         Después de la 2ª G.Mundial,  la  interprete  más  destacada de Violetta, ha  sido  sin  duda MARIA  CALLAS (en  este  Blog), si  su  voz  no  fue excepcionalmente  bella, la  amplitud  del  registro  y  el dominio  técnico  eran  excepcionales. Todo  ello  se  evidenció en  la  mítica  versión  en LA ESCALA DE MILÁN, 1955. La  dirección  escénica  era  de  Luchino Visconti, la escenografía  y  vestuario Lila de Nobili, ambos  situaron  la  acción  en  el  París  de  la  Belle Époque. Toda  la producción  fue especialmente  pensada  para  la  Callas,  quién  estudió  intensamente  el  papel, a pesar  de  haberlo  cantado  anteriormente.

              

                (*) Marie DUPLESSIES, la  auténtica, falleció  el  invierno  de  1947, de  tuberculosis, su  marido durante  solo  un  año,  un  conde  ruso  la  acompañó  en  su  lecho  de  muerte,  y  se  encargó  personalmente  que  fuera  enterrada  en el Cementerio de Montmartre.  Cuando  Dumas  se  enteró  le  dedicó  una  Elegía. Su  entierro  fue  muy  concurrido.

 

                                

                                

                                

Visto 108 veces

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

ALIET VALLÉS

SÍGUEME

También puedes seguirme por mis redes sociales.

 

 

VISITAS

Hoy0
Ayer212
Esta semana1410
Este mes3967
Total460598

¿Hay alguien ahí ?

3
Conectados

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme
© 2016 Aliet Vallés. Una mujer, un blog y el número 7.