Domingo, 11 Octubre 2020 17:30

DIETARIO SONORO DE UN HOMBRE PÉRFIDO

  

                           Para  ella  era  importante  teatralizar  todo  lo  relacionado  con  el  sexo,  decía  que  le  servía  de  inspiración. Estuvimos  saliendo más  de un  año, y  durante  ese  tiempo jamás  se  enamoró  de  mi, ¡Menos  mal!  Sólo  quería  que folláramos  en  todas  las   habitaciones   de  la  casa,  pero  nunca  quedaba  totalmente  satisfecha.-  ¡Eres  demasiado  austera!, -  le  dije. -  Quizás,  por   eso,   la  moda  le  tenía  sin  cuidado,  era  su  opción  estética.  Le  encanta  todo  lo  reciclado.  Menos  la  ropa  interior,  claro.

               El  primer  desengaño  me  lo  llevé  cuando  empecé  a  cohabitar  con  ella.  Descubrí  que  guardaba en  una preciosa  caja  de  tafilete,  toda  su lencería  erótica,  no  sé  para  cuándo, pensé  -  salvo  al  principio -  Y  con  las  braguitas  igual.  El  segundo,   cuando  me  dijo  que  no  le  gustaba  que  le  comieran  el  coño,  pensaba  que  era  algo  sucio;  solo  un  poquito  y  sin  lengua,  y   al  poco  me  pedía   que  la  follara,-   y  eso  hacía .,  ¡Pero  no  es  lo  mismo!.  ¡Yo,  cuando  estoy  con  una  hembra  necesito  comerle  el  coño,  necesito  sentir  su  efervescencia!. 

             -    Cuando  vives  con  una  mujer  así  estás  en  vilo,  acabé  un  poco  trastornado,  no  sé  si  me explico.

            -  No  se  dejen  engañar,  el  hombre  pierde su  atractivo  cuando  se   casa,  amén  de  su  libertad.  No  me  queda  otra, (ahora  que  puedo), que  dedicarme  en  cuerpo  y  alma  a  la  dolche  vita .  - ¡Ellas  lo  saben y  las  pone  cachondas!. - Lo  malo,  es  que  siempre  hay  alguna  que  se  enamora  de  mí,  y  al final,  termina   pareciéndose  a  su  madre.  ¡Cómo  comprenderán  es  un  problemón!... que  ya  tengo  resuelto  y  funciona. 

        undecided     Tal  vez   alguno  de  ustedes  se  pregunte:  ¿Cómo  me  atrevo  a  contar  estas  intimidades?  Sobre  todo estando ella  delante.  Pero  esto  nunca  va  a  ocurrir,  porque  mi  literatura (suspirad  hondo) lleva  un  neurotransmisor  que  se  activa  con  la  imaginación,   se  llama  Dopamina.

          

           Tan  sencillo  como  hacer  una  reserva  un  finde,  en  un  Hotel  con  SPA.   Nada  más  entrar, incluso  antes  que  abra  la  maleta,  estamos  follando. -  Hay  que  probar  cama -. Después  de  la  siesta,  nos  bajamos  al  balneario,  y  allí  en  un  reservado,  tras  bebernos  una  botella  de  champagne  y  galvanizarnos  de  arriba  a  abajo;  la  penetré  por  detrás,  lo  que  vulgarmente   se  denomina, " a cuatro patas";   y  por  la  noche  igual. - ¡Pero, atención,  cuando  estén  dormidas!.  Les  molesta  muchísimo,  - normal - ,  que  si  las  despiertas,   que  si  están  secas...  Si  no  me  creen,  póngalo en práctica. 

          A  mi  me  pasa  lo  que  a  todos,  cuanto  más  se  quejaba,  más  me  excitaba,  y   más   la  penetraba...  No  nos  engañemos, en  el  fondo están  locas  por  mi  polla.  Por  eso, y  para  estar  más  seguro,  cuando  salimos a la  calle  voy  un paso  por delante, las  asfixio;  y  si   tampoco  funciona, me  pongo  a  mirar   a  todas  las  chicas  guapas  que  pasan  a  nuestro  alrededor;  nunca  falla,  su   amor  propio  queda  maltrecho.  Después,  dejan  de  llamarme.

 

         Como  dijo  uno  que  sabía  mucho. "En  esta vida  las  cosas no  tienen  valor si  no  las  pones  en  escena. Valer  y  saberlo  mostrar  es  valer  dos  veces".

 

              

               

              

             

            

 

               

                  

              

                   

 

              

Publicado en RELATOS BREVES

ALIET VALLÉS

SÍGUEME

También puedes seguirme por mis redes sociales.

 

 

VISITAS

Hoy289
Ayer262
Esta semana1629
Este mes1371
Total428979

¿Hay alguien ahí ?

2
Conectados

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme
© 2016 Aliet Vallés. Una mujer, un blog y el número 7.