Jueves, 10 Noviembre 2016 15:25

LA LEONA HERIDA

               TODOS  LA  HEMOS  ESTUDIADO   EN  HISTORIA DEL ARTE,¿ OS ACORDÁIS?  , JUSTO DESPUÉS DE LA CIVILIZACIÓN EGIPCIA, ME ESTOY REFIRIENDO AL  ARTE  ASIRIO,  QUIZÁS  POR ESO Y PORQUE NO TENÍAMOS NI IDEA DE DONDE ESTABA MESOPOTAMIA,  A LA HORA DE PONERNOS A ESTUDIAR  NOS  VENIA LARGO. 

          PERO  DE  TODAS LAS IMÁGENES  HUBO UNA QUE SIEMPRE ME LLAMÓ LA ATENCIÓN  LA LEONA HERIDA.   AHORA REPASANDO MIS LIBROS,  OS CUENTO QUE LA DECORACIÓN ESCULPIDA DE LOS PALACIOS ASIRIOS SE COMPONÍA CASI EXCLUSIVAMENTE DE RELIEVES. BAJO AQUEL RÉGIMEN DICTATORIAL, LOS ESCULTORES ESTABAN CUIDADOSAMENTE CENSURADOS, Y SOLO TRABAJABAN PARA ENSALZAR A SUS MONARCAS, ERAN MEROS EJECUTANTES DE LA PROPAGANDA OFICIAL DIRIGIDA. (igual que en todos los regímenes totalitarios)

           LOS TEMAS FAVORITOS ERAN LAS GUERRAS Y SEGUIDAMENTE LA CAZA, Y AQUÍ ES DONDE ENTRA NUESTRA LEONA HERIDA PROCEDENTE  DEL  PALACIO  DE  ASSURBANIPAL  EN  NÍNIVE, SIGLO VII. a.de Xto.,   EN  EL  2010  HICE  UN  VIAJE  MARAVILLOSO  A  LONDRES,  Y  NO  PODÍA  IRME  SIN  VER  EL   MUSEO BRITÁNICO;   ENTRE  TODAS  LAS  PIEZAS, UNA  DE  LA  QUE  MÁS  ME  EMOCIONARON  FUE  ESTA. NO  LA  OLVIDARÉ  EN  MI  VIDA.

          LA CARA DE DOLOR DEL ANIMAL  REFLEJA   TODA   LA FIEREZA DE   ESTE  SER TAN NOBLE, QUE ESTÁ A PUNTO DE EXPIRAR.   DOS FLECHAS LE HAN ATRAVESADO   LA COLUMNA   Y LA SANGRE   LE CHORREA.  LA POBRE YA NO PUEDE TIRAR DE SUS  CUARTOS TRASEROS,  PERO  EL ARTISTA NOS LA MUESTRA ELEGANTE  HASTA   EL ÚLTIMO  SUSPIRO. CUANTA SENSIBILIDAD Y MAESTRÍA   HAY EN LAS MANOS DEL   QUE EJECUTÓ ESTA OBRA.

        P.D.   Aunque  en  internet  hay  muchas  fotos  de  este  relieve ,  yo  he  querido  poner  la  que  hice  con  mi  cámara,  x  eso  está  firmada.

 

ALIET VALLÉS

SÍGUEME

También puedes seguirme por mis redes sociales.

 

 

VISITAS

Hoy106
Ayer191
Esta semana836
Este mes4849
Total441217

¿Hay alguien ahí ?

2
Conectados

Identificarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme
© 2016 Aliet Vallés. Una mujer, un blog y el número 7.